viernes

en un momento

Mirava hacia abajo, le contaba una de esas anecdotas aburridas, pero con ese toque que siempre le agregaba,y lograva que sonriera. Se escuchaban las gaviotas revolotear serca, y las olas como rompian contra las rocas de aquella escollera, una suave y fresca brisa nos despeinaba y nos reiamos de ello. Trataba de no aburrirla y cada 10 minutos repetia la misma frase: - porque hablamos de mi, hablame de vos -
y ella decia: - pero que queres que diga, ya te conte todo - mientras sonreia ironicamente. Cada vez que podia la tomaba con una mano, y le daba un beso en la mejilla, en un momento ella me dijo - te amo, tonto -
y yo respondi - yo te amo de verdad - con una exprecion burlona mientras volvia a besar su mejilla
ella dijo - yo tambien te amo de verdad -
y en un impulso que no pude frenar, la tome de la cintura, movi ese mechon de cabello que el viento insolente habia hecho caer sobre su rostro, me hacerque suavemente a su boca y senti sus labios con los mios. Justo en ese momento mis ojos se abren, y pienso que a veces..prefiero el insomio

No hay comentarios:

Publicar un comentario